Actualidad

Inicia el proyecto de formación en tecnología e informática a niñ@s, jóvenes y personas líderes del caserío San Dieguito, El Salvador.

  • Publicado el: 10 Octubre, 2014 - 13:47

Uno de los elementos básicos de la iniciativa social (denominada Residencia Universitaria “Jóvenes Solidarios”) que impulsa Jovesolides El Salvador desde el 2002, consiste en el compromiso y responsabilidad social que asumen las y los jóvenes a quienes se les facilitan las condiciones de acceso a la educación superior.

En el seno de dicha responsabilidad han surgido centenares de iniciativas que son una extensión más, un factor multiplicador de la solidaridad y la promoción del desarrollo que llega otros colectivos de sus comunidades de origen. Una de estas iniciativas es el  proyecto: “Formación en tecnologías informáticas a niñez, juventud, líderes y lideresas del Caserío San Dieguito”, que inició en el mes de septiembre y tendrá una duración de 7 meses bajo la coordinación de Jovesolides El Salvador, con el apoyo del colectivo Joves Solidaris desde Jovesolides en España y la financiación del Servei D'informació i dinamització de la Universitat de València.

El proyecto tiene como objetivo fortalecer los procesos educativos a nivel formal e informal de la comunidad, facilitando el acceso a tecnologías informáticas a la población estudiantil, líderes y lideresas comunitarias para mejorar sus competencias académicas, laborales y de promoción del desarrollo comunitario.

El Caserío San Dieguito está ubicado en el municipio Villa San Antonio del Mosco, en los límites fronterizos entre El Salvador y Honduras, es una localidad rural remota, caracterizada por la exclusión geográfica, social y económica. Dicha situación empuja a sus habitantes a buscar caminos que los lleven a mejorar sus condiciones de vida fuera, hacia las ciudades más importantes de El Salvador o hacia los Estados Unidos; dejando a la comunidad sin su recurso más preciado, su gente. Por ello, se apuesta por mejorar los procesos educativos.

Este proyecto pretende dar respuesta a esta necesidad a partir del compromiso de la comunidad a través de su organización y de sus jóvenes que ahora son parte de la Residencia Universitaria.