Actualidad

La Ruta: inclusión desde la innovación social

  • Publicado el: 31 Enero, 2017 - 12:15
El aumento de la pobreza en España es una hiriente realidad, el impacto de la crisis ha dibujado un panorama de desigualdad social que no mengua. Casi tres de cada diez españoles, el 28,6% de la ciudadanía, se encuentra en riesgo de exclusión social, según indica el Instituto Nacional de Estadística (INE). Y en concreto en la Comunidad Valenciana, el 32,9 % de la población está en riesgo de pobreza, y o exclusión social, algo más de 1.638.000 personas, según datos del último Informe del estado de la pobreza de EAPN España. En este desolador escenario nace el proyecto La Ruta: empleabilidad desde la innovación y la inclusión social.
 
Se trata de un programa de itinerarios laborales con el que Jovesolides España pretende favorecer la empleabilidad de las personas en riesgo, o exclusión social de la provincia de Valencia.
 
Según el indicador Arope (del inglés, at risk of poverty or social exclusión), el concepto de pobreza o exclusión social consta de tres variables: la carencia material severa, la baja intensidad en el empleo y el riesgo de pobreza. La Ruta, realizada en colaboración con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Comunidad Valenciana, se crea para combatir la segunda de las variables mencionadas. 
 
Y es que, para la mayoría de las personas, el desempleo elimina parte de su identidad personal. Si no tienen un rol profesional con el que identificarse, las consecuencias son negativas, y pueden llegar a la apatía, a aislarse socialmente. Todo esto sitúa a las personas “en un contexto de vulnerabilidad ante el deterioro de sus recursos económicos”, y finalmente las aproxima a una situación de riesgo de exclusión social”, señalan desde EAPN (European Anti Poverty Network).
 
Sin trabajo muchas personas no encuentran sentido a la vida, y contra esto pretende batallar La Ruta, ofreciendo a las personas participantes en el programa una serie de herramientas para recobrar la confianza en sí mismas, favorecer un autoconocimiento y empoderarlas para superar la situación, fomentando en todo momento su autonomía y control sobre sus vidas.
 
La Ruta es una nueva oportunidad para un total de 80 personas que se espera participen en el programa, y con las que ya se trabaja a través de herramientas de capacitación  personal e innovación social. 
 
El proyecto fomenta el aprendizaje de habilidades sociales, técnicas, y de empoderamiento de las personas en situación de exclusión social, a través de 5 fases rediseñadas, desde criterios vinculados a la innovación social como; la creatividad, la medición del impacto, o el cooperativismo, entre otras. Y desde éstas se estudia cada caso, y se traza un plan de acción personalizado. Además, se les ofrece un servicio de coaching, cuyo objetivo principal es desarrollar el perfil profesional de cada persona. El fin último es que estas personas logren sentirse más fuertes en una situación de vulnerabilidad en las que no están solas y contagiarse de una visión más positiva de su situación.